MENORCA

El fin de verano se acerca, pero todavía quedan muchos viajes por hacer. Aunque dispongas de poco tiempo o ya hayas terminado tus vacaciones, un fin de semana es suficiente para evadirte de la rutina. ¡Estás a tiempo de hacer una escapada a Menorca igual que yo hace un par de semanas! Por ello, hoy comparto un poco de lo que visité esos días y la info de mis looks. Aunque para trabajar con el ordenador suelo usar mis gafas graduadas online, cuando estoy de viaje, suelo preferir optar lentillas de contacto. Me resulta mucho más cómodo para llevar las gafas de sol que quiera, ¡y así evito los dichosos reflejos que aparecen en según qué fotos!

Si vas desde Mallorca, la opción más rápida es el avión (además, ¡ahora con los descuentos de residente los billetes están genial de precio!). Si quieres llevar tu propio coche, tendrás que ir hasta el Puerto de Alcudia para coger barco.

Nuestra primera parada rápida fue en la cala de Binibeca. Bonita, pero llenísima de gente. Aunque hay que decir que hoy en día es complicado encontrar un lugar en el que no haya 100 personas por m2. Así que tras un baño fuimos a tomar algo en el mismo restaurante donde teníamos mesa reservada para comer. Un restaurante llamado Es Forat. Para mí, uno de los mejores días que pasamos. Lo mejor: la piscina que hay en pleno restaurante. Puedes tomar algo mientras te das un baño e incluso meterte en el agua en plena comida (quizá esta opción no es la más adecuada pero en vacaciones todo está permitido y es de agradecer el poder refrescarte con el calor tan sofocante que está haciendo este verano 🙂 ) El personal encantador, buena relación calidad/precio respecto a la comida. En definitiva, ¡volveremos sin dudar! Disfrutamos más que los niños del lugar.

Por la noche, cenamos por S´Algar. Casualmente eran las fiestas de la zona, había mucho ambiente en las calles y música en directo.

Queríamos hacer alguna actividad, así que optamos por alquilar un Kayak en Es Grau. Una experiencia distinta y amena, aunque saqué la conclusión de que no he nacido para remar. Anyway, ¡ahora puedo decir que he hecho kayak en Menorca! Después del palizón, comimos algo en Port Fornells y pasamos la tarde en la piscina antes de ir a pasear por el puerto de Mahón. Visitamos un par de tiendas y yo me compré estas menorquinas de purpurina, también en rosa. ¡Las he llevado toda mi vida y siguen encantándome! Cenamos en el Mercat des Peix.

Como madrugamos bastante, aprovechamos para ir a una impresionante cala cerca de Ciutadella. Pese a ser poco conocida, a partir de las 10 se empezó a llenar así que fuimos a pasear por el Puerto de Ciutadella antes de volver a nuestra isla.

No era mi primera vez en Menorca, pero aún me quedan muchas cosas que ver y calas que visitar. ¿Cuáles son vuestras recomendaciones?

 

2 Comments

  1. Nosotros vamos cada año e intentamos ir a una cala distinta cada vez pero tenemos nuestras preferidas como son Cala Binidali, Cala de Cavalleria y este año descubrimos Cala Pregonda lo unico malo de esta ultima es el camino empedrado hasta llegar al parking el coche lo sufre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: